viernes, 29 de octubre de 2010

Nestor ha muerto

Nestor Kirchner, recibiendo las UTE's portuguesas en 2007. (Crónica Ferroviaria)


Hacer el tradicional "ping - pong" de cosas buenas y malas que hizo Nestor Kirchner me parece, a estas horas y en cualquiera otra, trabajo de boludos.



No me caia para nada las formas del tipo de hacer sus cosas, por muy buenas que me pareciecen. Me irritaba. Me hacia putearlo. Y aun así lo hubiera votado. Era el mal menor a mi entender. Me llevé sendas decepciones, y muchas de ellas tienen que ver con el ferrocarril y las obras inconclusas o ni siquiera comenzadas. Agradezco las mejoras en el Roca. Dicen muchos que lo bueno debe prevalecer sobre lo malo. Estoy en el medio.



Milito en esta época, de libertad y democracia. Me pemito cuestionar la libertad como tal, y veo y siento que no es plena. Muchos, fuera y dentro del gobierno, no se bancan que se les critique nada. Infelices. Cobardes. Nos putean por ser jóvenes y embestir con ideales su corrupción. Les insulta que veamos las cosas diferentes a ellos.



Hay que sentarnos un momento y pensar nuestra vida, politica o no, de acá en más. El hombre que indiscutiblemente tenía el poder ya no está para marcar un rumbo.



Cada salida del sol es una nueva oportunidad. La de ver las cosas más claras, la de hacer mentalidades abiertas y tolerantes, críticas y constructivas, felices y serias. La de demostrar que estamos hechos para la democracia, que soportamos las objeciones y que no vamos a negarnos a tomar un café con nadie, por muy en la vereda de enfente que esté. La de debatir y sacar conclusiones, la que nos permita creer y hacer una Nación más perfecta.



Nestor Kirchner, santacruceño de 60 años, ex presidente de la Nación, ha muerto. Honremos su memoria, su legado y su pasión política creyendo en Argentina.



Viva la Patria. Viva Favaloro. Viva el Ferrocarril.

3 comentarios:

  1. Ahora que veo las fotos de Néstor, me parece hasta un tipo pintón. Bueno y lindo.
    En serio. Coincido en muchas cosas y me gustó el post. Lo que a mí me hizo pensar la muerte de K es que hay que dejar de esperar salvadores de la patria y caudillos, y pasar un poco a la acción. No sé cómo, pero de alguna manera original y nueva.
    Porque a veces nos olvidamos de nuestras responsabilidades y esperamos al Mesías que venga y nos arregle la vida. Y no es así.
    Una simple reflexión nomás. Para que la próxima no duela tanto.

    Saludos!

    (quería meter en algún lado la frase "tranvía llamado deseo" pero no encontré el lugar apropiado. Otra vez será)

    ResponderEliminar
  2. Hola Mariano. Yo la verdad estoy triste, y no tiene que ser una verguenza que asi sea, si es que asi lo siento.
    Trato de ver el vaso medio lleno, soy ingenuo para algunos, pero aspiro que la construccion de una gran nacion, no se hace con un solo gobierno, con un solo sector social o politico, se trata de un colectivo que lleva decadas.
    Mi humilde postura,es que el 2003 fue un buen punto de partida, y que la rueda del tiempo exigira cada vez conciencia, compromiso y cambios de quienes nos gobiernan

    ResponderEliminar
  3. Pablo y Gaby, coincido con lo de pasar a la acción y dejar de esperar al Mesias. Algo reza un viejo dicho de viejos: "Sólo el pueblo salvará al pueblo".

    Dario, amigo, en mi caso no es tristeza lo que siento, sino mas bien sorpresa y hasta incredulidad. Tal Vez Caiga más adelante, pero es cierto y comparto en que 2003 fue un gran punto de partida.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar